La justicia militar israelí como maza del apartheid contra el pueblo palestino

Coincidiendo con la “Israeli Apartheid Week ’21“, la asociación Paz con Dignidad viene haciéndose eco por redes sociales de la denuncia de Addameer Prisoner Support and Human Rights Association sobre cómo la justicia militar israelí desempeña un papel fundamental en los engranajes del apartheid que se practica contra el pueblo palestino.

La campaña #AgainstMilitaryCourts ofrece el relato de abogados, detenidos y exdetenidos que reportan un amplio abanico de violaciones al derecho a un juicio justo ante los tribunales militares israelíes. Según su testimonio, en ellos se enjuicia a población civil palestina aplicando órdenes militares firmadas por un comandante que actúa como poder legislativo supremo en el Territorio Ocupado.

El porcentaje anual de condenas en este tipo de tribunales es superior al 99%. Aunque se presentan como delitos relacionados con la seguridad, la mayoría de casos tienen relación con la libertad de opinión, asociación y de actividades estudiantiles, todo ello libertades protegidas por el derecho internacional. La detención administrativa es una flagrante violación del principio de juicio justo e Israel la utiliza contra los palestinos para encarcelarlos indefinidamente sin cargos, basándose en material secreto que no revela ni a los detenidos ni a sus abogados.

Los tribunales militares israelíes sentencian sistemáticamente basándose en confesiones obtenidas bajo coacción o tortura que no deberían ser consideradas admisibles en un proceso judicial. La estructura de los tribunales militares, en la que los jueces son militares que no tienen necesariamente una formación judicial especializada, dan lugar continuamente a sesgos en la causa.

Miles de palestinas y palestinos detenidas van a prisión y reciben condenas muy altas en juicios políticos que carecen de cualquier forma de imparcialidad e independencia. No se permite que familiares asistan a las vistas judiciales, o se imponen severas restricciones en caso de que sea permitida la asistencia de alguno. De hecho, no existe acceso público al tribunal en si. Se permite acceder a medios de comunicación israelíes para cubrir vistas en determinados casos, pero a los medios palestinos se les niega el mismo acceso. Esto promueve una narrativa que oculta las violaciones cometidas contra las personas detenidas y resta importancia a las prácticas racistas y de apartheid de los tribunales militares israelíes.

Sistemáticamente, no se ofrecen servicios de interpretación profesionales y precisos a los detenidos. El idioma utilizado en estos tribunales es el hebreo, una lengua que la mayoría de palestinos de Cisjordania no entiende. No sólo se impone a la población palestina detenida una lengua jurídica extranjera, sino también todo un sistema judicial y una legislación desconocidos, lo que impide a muchos abogados palestinos preparar una defensa eficaz.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s