¿A quién alimenta el festín de los plastívoros?

El uso del plástico, elemento imprescindible en la cultura del usar y tirar, se ha convertido en símbolo y en motor de la sociedad de consumo. Hoy en día, el plástico representa una de las principales amenazas para el medio ambiente y para el ser humano. El 99% de los plásticos que hay en el mercado derivan de los combustibles fósiles. Entre 1950 y 2017 se han producido más de 9,2 billones de toneladas, lo que significa más de mil kilos por habitante, y su producción ha ido incrementándose exponencialmente hasta el punto de que más de la mitad se ha producido en los últimos quince años.

Un informe titulado “Plastívoros“, presentado recientemente por Amigos de la Tierra y Justicia Alimentaria, alerta que los datos actuales “muestran que los microplásticos presentes en la tierra son mucho más numerosos que los acuáticos y que la inmensa mayoría del plástico que encontramos en los sistemas acuáticos tiene su origen en una contaminación terrestre anterior”. Igualmente, advierte que la contaminación y la introducción masiva de microplásticos, con sus aditivos tóxicos de alta durabilidad, altera los suelos provocando un grave impacto en nuestra alimentación, en la salud y en los ecosistemas.

Click sobre la portada para descargar el PDF del informe

La utilización del plástico hasta la década de los cincuenta fue residual. Fue entonces cuando se descubrió que se podía elaborar el cloruro de polivinilo (PVC), uno de los plásticos más usados en la actualidad, a partir de un producto de desecho de la industria petroquímica. Así, a mediados del siglo XX, se decidió convertir este resudio en una fuente de beneficios y se impulsó el uso de PVC, que es ahora mismo el plástico más importante, junto con el polietileno y el polipropileno. La industria del petróleo descubrió cómo lucrarse todavía más con el “oro negro” y astutamente lo ha ido incorporando en todos los aspectos de la vida humana, y con más énfasis en lo que la sustenta: nuestra alimentación.

El informe de Amigos de la Tierra y Justicia Alimentaria se presenta en cinco capítulos. El primero aborda diferentes aspectos del ciclo de vida de los plásticos, tanto su proceso de fabricación como sus principales impactos. El segundo profundiza en la vinculación entre los plásticos y el sistema alimentario, con especial mención a los microplásticos. El siguiente capítulo muestra las principales prácticas del lobby del plástico. Los dos últimos apartados se dedican a analizar cuestiones relativas a su afectación en aspectos de justicia social y ambiental, así como a presentar las principales alternativas para revertir la problemática actual y sentar las bases de un sistema alimentario desplastificado.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s