Sahara Occidental: #StopExpolio

Western Sahara Is not for Sale” (WSNS) es una campaña internacional “contra el expolio de los recursos naturales en el Sáhara Occidental, impulsada por diferentes organizaciones de la sociedad civil saharaui, de los territorios ocupados, de los campos de refugiados y de la diáspora”.

Cuenta ya con la adhesión de más de un centenar de organizaciones que se oponen al expolio por parte de empresas multinacionales que firman contratos con Marruecos, un país que vulnera sistemáticamente los Derechos Humanos en los territorios ocupados, y por parte de gobiernos que subscriben acuerdos comerciales con la monarquía alaouita, legitimando así su ocupación ilegal del Sahara Occidental desde hace más de 45 años.

La antigua colonia española es un territorio rico en recursos naturales que hoy genera numerosos beneficios económicos para su actual ocupante, Marruecos, y también para decenas de empresas transnacionales. Pero no así para el pueblo saharaui, que se ve obligado a vivir en campos de refugiados en el desierto argelino o a sufrir la represión por parte de las fuerzas de ocupación.

Click sobre la imagen para leer el manifiesto y consultar adhesiones

Desde la campaña “El Sahara Occidental no está en venta” se desvelan algunos datos del expolio. Por ejemplo, una cuarta parte de las energías renovables producidas por Marruecos y un 40% de su capacidad solar se obtiene de los territorios ocupados del Sáhara Occidental. También se habla de la arena, el segundo recurso natural finito más consumido y necesario de la Tierra, después del agua. Pues bien, el 70% de la arena que exporta Marruecos se destina a España, para la construcción y la regeneración de playas, y procede del Sahara.

El expolio continúa con los productos agrícolas cultivados en los territorios ocupados que se importan a Europa etiquetados como procedentes de Marruecos. En cuanto a la minería, Marruecos controla un tercio de las exportaciones mundiales de fosfato. El 10% de lo que exporta procede del Sáhara Occidental. Y en relación a la pesca, 1 de cada 3 plantas de procesado de pescado “marroquí” es Saharaui. Por cierto, algunas de las empresas exportadoras más importantes son españolas.

Finalmente, se denuncia el papel que juegan las empresas de vigilancia y seguridad que se encargan de la protección de infraestructuras y de la explotación de los recursos naturales del Sahara Occidental. Ellas, junto con la industria armamentística, han encontrado allí un sector de negocio que contribuye a perpetuar la represión y la persecución de la población saharaui en los territorios ocupados.

El objetivo que se marca WSNS es claro: “movilizar a la comunidad internacional y organizaciones de la sociedad civil para aumentar la presión sobre el estado de ocupación marroquí y conseguir que su campaña expansionista no resulte rentable, ni económica ni popularmente, y cese su ocupación ilegal en el Sahara Occidental“.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s