Greenpeace desenmascara a los poderes corporativos que están “haciendo trampas al clima”

Una parte importante de los sectores más representativos para la economía y la mayoría de las grandes corporaciones han anunciado su compromiso con los objetivos del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Estos anuncios van acompañados de fechas e hitos para alcanzar la “neutralidad climática” a mediados del presente siglo, esto es, conseguir un balance cero de emisiones en 2050. El problema es que los grandes contaminantes hacen trampas contra el clima.

Frente a las falsas señales que envía el sector empresarial se contraponen las evidencias sobre la falta de desempeño de esos mismos objetivos y compromisos, cuando no el incumplimiento de las obligaciones legales en materia de rendición de cuentas. Se multiplican las declaraciones públicas, adhesiones, firmas de acuerdos voluntarios, pactos y grupos de trabajo, discursos en juntas de accionistas, memorias de sostenibilidad, etc. que anuncian un futuro de emisiones “cero neto” con diversas etapas o fases para la descarbonización. Son estrategias empresariales y sectoriales que están desarrollando una comunicación y una Responsabilidad Social Corporativa (RSC) llenas de vaguedades y solo buenas palabras.

El informe de GreenpeaceHaciendo trampas al clima” describre las estrategias, malas prácticas, argucias y falsas soluciones que están siendo construidas para poner palos en la rueda de la gobernanza climática mundial. Al mismo tiempo, denuncia que una parte de las empresas tan solo ha mudado de piel y están utilizando la transición ecológica y la descarbonización como un eslogan.

En cuatro capítulos, el informe de Greenpeace explica en qué consiste ser neutral en carbono, desnuda las trampas empresariales más habituales, señala a “los trileros del clima”, y finalmente, detalla sus propias propuestas en relación a las denuncias recogidas en su estudio sobre resistencias y malas prácticas del sector empresarial ante el reto de la descarbonización. No es solo una pugna por el relato; lo que está en juego actualmente es el mismo objetivo del Acuerdo de París. Si no se pone freno a estas estrategias empresariales se corre el riesgo de perder una década clave en la lucha para mantener la temperatura media del planeta por debajo de 1,5 ºC.

En esta publicación del blog de la ONG ambientalista, Nanqui Soto, su responsable de campañas de Bosques, Empresas y DDHH, explica cómo “los trileros del clima juegan con cartas marcadas”

Click sobre la portada para descargar en PDF el informe completo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s